ABC de la Semana EDICIÓN 448

manos

TEORÍA Y PRÁCTICA DEL ATAJO


Carlos BlancoCarlos Blanco




En Venezuela se suele alertar sobre la inconveniencia de los atajos. Aunque en buen castellano un atajo es una senda por donde se acorta camino, acá se tiene por vía equivocada. Tomar un atajo sería desviarse de lo irreprochable.
El gobierno acusa a la oposición de tomar “atajos” y dentro de la oposición algunos acusan a otros de cosa similar. Lo políticamente correcto es defenderse con el argumento de que a pesar de las dificultades del camino, siempre se estará en la ruta “constitucional, democrática, pacífica y electoral”.
La primera condición para que la cosa sea de buen ver es que sea constitucional. El problema es que la Constitución prevé en sus artículos 333 y 350, en la práctica, el derecho de rebelión. Aun estando en la Constitución, ¿son ornamento? ¿Indeseable atajo?, ¿sendero posible? Pareciera haber atajos plenamente constitucionales…
Por su parte, la condición democrática del camino opositor parece obvia. Sin embargo, hay temas espinosos. ¿En qué medida la lucha, cuando no hay democracia, es democrática? Sin duda que sus ideales lo son; pero, ¿lo son también sus métodos? ¿Y qué es un método democrático? No hablemos del régimen actual por controversial sino piénsese en otro dictador bananero, situación en la cual se plantearía conquistar la democracia dentro de una dictadura, ¿cuáles son los límites que la actitud democrática coloca a los que procuran defenestrar a los autócratas?
Sobre lo pacífico. Las luchas pacíficas no están exentas de violencia. En la Venezuela actual las fuerzas democráticas no promueven acciones armadas; sin embargo, cada vez que se movilizan fuera de los guetos que el régimen establece, las fuerzas represivas las destrozan sin misericordia. La obvia intención pacífica termina en violencia debido a la represión. Las propias guarimbas que, en principio, son cortes de las vías –de uso universal–, muchas veces concluyen en enfrentamientos por la violencia de la represión.
La cuestión electoral. En una democracia las elecciones son la fuente de legitimidad de los representantes. Con un añadido: estas deben ser libres, justas y limpias. Si no lo son, las elecciones son mero instrumento táctico para ganar fuerza; pero ni expresan ni garantizan democracia, ya que sus resultados suelen ser desvirtuados por el poder. Tal es el propósito del régimen con la Asamblea Nacional. De modo que la restauración de la libertad emplea las elecciones pero no se abandona a ellas, so pena de legitimar la dictadura.
Temas para pensar sobre la ruta constitucional, democrática, pacífica y electoral…



Sobre si las Cruzadas que asaltaron a Jerusalén…

Jorge GiordaniJorge Giordani





cruzadas
NO HAY TIEMPO
Como el petróleo no da, ahora hipotecamos Guayana, la rematamos al mejor postor, vendrán todos a invertir y llevarse lo que queda, vaya solución productiva a nuestra bien arraigada cultura rentista.
Otro genio de las finanzas y el gentilicio nacional han decidido que entreguemos el sur del Orinoco a los inversionistas extranjeros, a las concesiones por décadas para continuar la historia que nos ha llevado al colapso petrolero. No son acaso las lecciones de la historia suficientes, de la explotación de ese recurso natural no renovable, contaminante, sin frutos de elaboración intermedia, como el continuo fracaso de la petroquímica, o sus derivados, o la investigación profunda del recurso sin apoyo a sacarle el máximo provecho ahora y ya, antes de que no podamos seguir con la fiesta y el derroche. Qué tristeza nos produce la falta de visión y arrase de la naturaleza con tal de raspar la olla.
Venezuela sigue igual o peor, y con este tipo de políticas el profundizar y agudizar una economía abierta por dos puntas, si con las ¨venas abiertas¨, la extractiva de todo lo que se puedan llevar, y la consumidora de chatarra en la alimentación, las medicinas, la vivienda, y pare Ud., de contar.
Los genios se volvieron a desatar para entregar los recursos naturales a manos de las poderosas empresas transnacionales que si saben de eso, o las nacionales que a nombre de una concesión minera podían solicitar préstamos para sus negocios teniendo como garantía lo que nunca era de ellos y que tampoco nunca pusieron a producir.
Sigamos pues por el camino del desconcierto sin dirección alguna, vendiendo baratijas que potencialmente les interesa a los que acumulan oro, diamante, coltán, hierro y aluminio, y tantas otras sustancias que ningún ser humano ha producido con su mente y menos con sus manos.
Hemos de regresar a tales desastres ecológicos, para poder conservar esta farsa democrática, y un camino perdido al socialismo con la venta pura y simple de lo que no hemos producido.
Con ello la destrucción de la naturaleza, esa que no nos preocupa en preservar a futuro para los que vendrán, porque sin petróleo, sin oro podemos vivir, pero sin agua, sin árboles no. Que viva pues el despilfarro y el desconcierto de un gobierno que no da, literalmente hablando pie con bola, que no acierta en una, ya a tres años de la siembra definitiva de un Comandante del Ejército que se reveló contra la corrupción, contra el despilfarro, a nombre de un soñador empedernido como el Maestro Simón, o un luchador por la tierra como Zamora, o al propio Libertador de origen mezclado que terminó su existencia con camisa prestada en Santa Marta. Para no hablar del Precursor y sus libros, y del genio cumanés, estratega que terminó en Berruecos con sus sueños y grandezas a cuesta.
Llegó el momento de refundir lo que se tiene, el Estado, el gobierno, el pueblo y su Fuerza Armada en una nueva cruzada libertadora, no hay tiempo que perder antes de que nos quedemos sin el chivo y sin el mecate…
www.aporrea.org
maduro-puño

…fueron tan crueles como las Cruzadas socialistas que diezmaron a Venezuela






VANDALISMO OFICIAL

“Porque es tocando fondo, aunque sea en la amargura y la degradación, donde uno llega a saber quién es, y donde entonces empieza a pisar firme”.

José Luis Sampedro (1917-2013)  escritor, humanista y economista español.

Cada día, las informaciones que manejamos los periodistas son más y más degradantes para la humanidad de los venezolanos. Violencia, vandalismo, ante la anomia total de autoridades cuyo único interés es aferrarse al poder y raspar lo que queda de los fondos del país. “De Miraflores no me saca nadie” dice un presidente de poder heredado, un poder que podría evaporarse ante una partida de nacimiento que nadie hasta ahora ha visto.
La complicidad de la cúpula militar ha sido asegurada otorgándoles gobierno, manejo de inmensos recursos y ahora hasta una empresa paralela de esa PDVSA arruinada que exporta apenas un millón 900 mil barriles diarios y no los 5 millones que debía estar exportando si se hubiesen cumplido las proyecciones e inversiones de la empresa meritocrática que fue acabada a sangre y fuego, literalmente. Esos uniformes que antes garantizaban la estabilidad democrática, iniciaron su degradación en 1992 cuando las armas de la república fueron usurpadas por golpistas fracasados. Pero triunfaron en la destrucción de la democracia, con los mismos instrumentos constitucionales que el sistema de libertades generosamente les brindó para que accedieran al poder un grupo de resentidos, planetarios e ineptos, que acabaron con el desarrollo y la prosperidad del país a punta de populismo y corrupción.
maduro-militares
Todos los venezolanos sabemos el proceso de extinción de las instituciones que brindaban seguridad jurídica. Pero cuando la integridad de las personas es violada con fines de dominación política la vileza toca techo. Jamás los venezolanos habían conocido la humillación para sobrevivir. Marcados como animales, exigiéndoles cédula para comprar comida, tomadas sus huellas digitales como vulgares delincuentes y la última novedad: la rifa de los cupos para entrar en los mercados. Colas para comprar hasta pan, pago de vacunas por los puestos para adquirir cauchos o baterías a precios de infamia. El venezolano es extorsionado hasta para acceder a su casas, cuando los malandros cobran peajes en los barrios, vacunas a los ganaderos y terratenientes. Secuestros express y extorsiones comandadas por los pranes desde las cárceles hablan de un país donde el ciudadano está completamente desamparado por el gobierno y desvalido frente al hampa.
Vemos cosas tan insólitas como una Asamblea Nacional discutiendo una ley para prohibir los celulares en las cárceles, ya que el ministerio de asuntos penitenciarios no dicta las órdenes pertinentes para que los presos (menos a Leopoldo López, claro está) no posean teléfonos ni armas en las prisiones. Aunque usted no lo crea.
Con horror, hemos visto en las redes sociales no solo al hampa en acción matando personas, robando, agrediendo, sino que los vídeos ya son de una crudeza que ponen en relieve un hamponato violento e inhumano. Tan inhumanos como quienes con voracidad ven estas grabaciones hechas con celulares (y hasta “actuadas” para ese público necrófilo), donde aparecen despedazando cadáveres con sierras, linchando personas, matando a un ser humano de forma insoportablemente cruel.
Toda esta violencia está empujada por discursos oficiales que azuzan el odio contra quienes no son como ellos; por unos agentes policiales formados en la corrupción y la segregación política; por una calle violenta donde se ha perdido el respeto a la vida, la moralidad, la educación.
La violencia 2.0 aupada o promocionada en las redes, en los medios de comunicación, está haciendo de Venezuela el país más peligroso del mundo, donde la muerte está presente en todas las actividades, donde un niño puede morir convulsionando por falta de medicinas, un buen padre de familia es asesinado comprando pan o  un estudiante fallece en un accidente provocado por un vehículo con cauchos lisos. Porque la anarquía y falta de autoridad también son aliados de la muerte.
Todos estamos en peligro y lo sabemos. Vivimos rogando no enfermar, conseguir leche para los hijos, pañales para el viejito. El impacto económico ya se está notando en la higiene de los venezolanos, en sus zapatos y ropa. Pero sobre todo en sus ojos de miradas tristes, desesperadas, furiosas o incrédulas. En su andar cansado, decepcionado o desesperanzado.
Los últimos pasos del gobierno, desconociendo la autoridad de la Asamblea Nacional, conferida por la constitución y por la mayoría calificada de los venezolanos para que promulgase leyes, investigase la corrupción y diera seguimiento a las necesidades de la gente, han sellado su destino. Desconocer la voluntad de cambio de un pueblo, utilizar a sus tarifados del TSJ, comprar el resto de honor militar con concesiones e ignorar con sonrisa burlona el clamor desesperado por la supervivencia y la dignidad que grita el país, obliga sin la menor duda a utilizar todos los caminos constitucionales para cambiar esta barbarie.
Por eso la Mesa de la Unidad Democrática decidió a partir de hoy activar tanto el referendo revocatorio, como la enmienda constitucional y la petición de renuncia. El presidente cumple el 19 de abril de 2016 la mitad del período de 6 años. Habría que consignar ante el CNE 3.900.821 firmas apoyando la iniciativa, equivalentes al 20% de los 19.504.106 inscritos en el Registro Electoral. Se requerirían 7.587.579 votos para revocarlo, 119.843 votos menos que los obtenidos por la oposición el pasado 6 de diciembre.
La renuncia es petición ya en marcha, mientras que la enmienda está introducida en la Asamblea Nacional, para reducir el período presidencial a 4 años con una sola reelección.

La MUD ha interpretado así el deseo de la inmensa mayoría de los venezolanos de buscar ya respuestas a esta situación insostenible. El riesgo de una salida violenta, proveniente de cualquier grupo de poder o del mismo pueblo, es un riesgo que no se debe correr y el tiempo opera en contra con esta crisis indetenible. Aplicar todas las alternativas constitucionales en paralelo será el aliviadero para evitar la explosión que solo este temerario e irresponsable gobierno no ve venir.
Pranes y bandas no solo moran en cárceles y calles. En la Asamblea Nacional un grupo de violentos, pagados por la Alcaldía de Libertador, insultan y lanzan tomates y objetos contundentes a diputados de la bancada mayoritaria de la MUD. Un diputado fue herido de un botellazo en la cabeza el pasado jueves y el sábado estas bandas penetraron en las áreas externas del Capitolio, dañando paredes, puertas de madera y zócalos de mármol de este patrimonio histórico de la nación con sucios grafitis.
Cada día, las informaciones que manejamos los periodistas son más y más degradantes.
Publicar un comentario

VΞЛΞZUΞŁΛ+ @AlbedrioRadical

Fotos

Frase de Einstein

Entradas más populares de este blog

Edición 607: La mentira del dólar cucuteño – Miguel Salazar.

La gran carta de la oposición venezolana está aún por jugarse

Festival Internacional de Teatro y Títeres inicia este 2 de noviembre en Caracas