¿Aristóbulo y Maduro deben pensar en quién pudo matar a Hugo Chávez?


Lun, 18/04/2016 - 21:25
Tengo la absoluta convicción moral de que a Chávez lo mataron”, manifestó este domingo pasado el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Aristóbulo Istúriz. Creo que si Aristóbulo sospecha que fue así, lo procedente es averiguarlo.
Hace 3 años Nicolás Maduro había manifestado lo mismo, y pedía que se nombrara una comisión para investigar si el presidente Hugo Chávez fue asesinado. Pero, Maduro y Aristóbulo se pueden llevar una sorpresa porque la historia nos muestra que generalmente son las personas cercanas a las víctimas quienes cometen los magnicidios, y nos demuestra que la mejor forma para encontrar a los asesinos de los jefes de estado, es observar quiénes son los que se beneficiaron con sus muertes...
Casos de magnicidios
El emperador Claudio murió envenenado y se culpa a su  Agripina porque quería que su hijo Nerón ascendiera al trono imperial. Para ello usó al catador de la  del emperador, Halotus, a su médico Jenifonte y a la envenenadora “de estado” Locusta. Todos de absoluta confianza de Claudio.
También, Rodrigo de Borgia, ya nombrado  Alejandro VI, murió envenenado y su hijo César Borgia era conocido como un asesino que usaba venenos para matar a sus víctimas.
Podríamos citar el supuesto caso del envenenamiento de Napoleón quien habría sido intoxicado con arsénico por su asistente, el conde Charles de Montholon, virtualmente el  más leal de Bonaparte.
Por último, quiero referirme al caso de Yasir Arafat, muy probablemente envenenado con polonio 210, un material radioactivo. Veneno que penetraría su organismo de manera oral. Los investigadores sugieren que se encontró evidencia del polonio en su cepillo dental. Lo cual indica que o alguien lo colocó en su pasta de dientes o en su comida. Por lo que se hace evidente la complicidad de una persona del entorno de Arafat, quien se regía por extremas medidas de seguridad que incluían probar su comida antes de que la ingiriera.
El hecho es que la historia nos demuestra que la mejor forma para encontrar a los asesinos de los jefes de estado, es observar quiénes son los que se beneficiaron con sus muertes.
El presidente encargado para ese entonces, Nicolás Maduro manifestó que de ganar las elecciones se investigaría si Hugo Chávez fue asesinado como él cree que ocurrió. Esta investigación nunca se abrió. Creo que si Maduro sospecha que fue así, lo procedente es indagarlo.
El cáncer se puede inocular
En el campo experimental, se inocula o implanta cáncer en animales para investigar procedimientos y tratamientos para su curación. Pero no tengo conocimiento que se haga en humanos. Entiendo que hipotéticamente se pueden inyectar líneas celulares cancerígenas, o un oncovirus, o carcinógenos químicos para producir un cáncer. Si se hiciera en un humano, la víctima se daría cuenta, a menos que se le engañara diciendo que se le está inoculando por otras razones.
Por la vía oral se pueden contaminar alimentos –como ya vimos- con dosis de material radioactivo como el polonio, o aplicar otros venenos de esta forma. Aparte, podemos hablar de inhalación o de recibir dosis de radiación en el ámbito donde se desenvuelve la víctima.
No obstante, lo cierto es que no se puede hacer nada de lo dicho sin que sea detectado por los mecanismos de seguridad que practica un mandatario contemporáneo, y en particular el servicio de seguridad que tuvo en vida Hugo Chávez.
Si hubo asesinato, ¿quién sería el culpable?
En una investigación lo primero sería mirar a quienes tienen la capacidad de producir un arma biológica de esta magnitud, destinada a matar o incapacitar a un presidente.
Algunos países han sido señalados con esta biotecnología como Estados Unidos, Rusia y China, pero hay otros, como Irán, Corea del Norte, o Cuba, quien ha sido denunciada con facultad y potencial para desarrollar armas y agentes biológicos.
Si a Chávez lo envenenaron, tiene que haber sido por medio de alguna inyección o por vía oral. La única forma de inyectarlo es que su equipo médico u odontológico lo haya engañado.
El sistema de seguridad del presidente incluye distintos círculos y anillos de seguridad.
El círculo de seguridad sanitario y el equipo de profesionales, encargado de la salud del presidente, deben impedir que ocurra una inyección ni ningún otro acto médico no decidido por ellos.
El círculo de vigilia del sueño del presidente impide que alguien se le acerque mientras duerme, y que el sitio donde pernocta no se encuentre contaminado por sustancias bio-peligrosas.
El círculo de seguridad de la comida y bebida que ingiere el mandatario procede de igual manera. De manera que los primeros investigados tienen que ser obligatoriamente los responsables de la seguridad y salud del presidente.
Por eso digo que Maduro y Aristóbulo se pueden llevar una sorpresa cuando investiguen, porque si es cierto que Chávez fue asesinado, todos sabemos de qué nacionalidad son los que conformaban los círculos y anillos de seguridad de Hugo Chávez, y a qué otro jefe de estado reportaban, además de al presidente Chávez.
De ser verdad lo que sería su magnicidio, dificulto que siguieran órdenes del imperialismo. Habría necesariamente que apuntar para otro lado.
En el peor de los casos, si Chávez les confió su vida a los equipos de seguridad cubanos, estos serían los responsables de al menos no ser tan eficientes como sí lo han sido con Fidel y Raúl Castro que según sus propias confesiones han sobrevivido a cientos de atentados. ¿Por qué suponer que no serían tan eficaces con Chávez?
Cómo se investigaría esta teoría, ¿quién lo haría?
Toda esta teoría del asesinato de Chávez es muy confusa y problemática, porque me imagino que a los hermanos Castro no les gusta la idea, pues aunque ellos no participaran en dar la orden en semejante magnicidio, es notoria la presencia de los cubanos en el equipo de seguridad del presidente Chávez y del presidente Maduro, lo cual de alguna manera u otra los señala.
Si a esto le agregamos que toda la supuesta ciencia médica cubana no pudo salvar a Chávez, la dictadura castrista quedaría en duda ante la historia.
Pienso que Maduro y Aristóbulo deben constituir una comisión de investigación conformada por renombrados especialistas forenses de universidades reconocidas nacionales e internacionales, donde no participen expertos prejuiciados comprometidos con alguna parcialidad, porque si lo hacen los peritos cubanos ya sabemos cuáles van a ser los resultados.
Vladimir Gessen
AR / EDC / @divangessen

Vladimir Gessen

Publicar un comentario

VΞЛΞZUΞŁΛ+ @AlbedrioRadical

Fotos

Frase de Einstein

Entradas más populares de este blog

Edición 607: La mentira del dólar cucuteño – Miguel Salazar.

La gran carta de la oposición venezolana está aún por jugarse

Festival Internacional de Teatro y Títeres inicia este 2 de noviembre en Caracas