Edición 578: Capriles a las FANB – !Saquen a Maduro!

Portada edicion 578


Mi comentarios de la semana
El Escenario final.
1) Desde febrero de 2014, Venezuela es trasmitida a través del mundo como un ambiente similar a los presentados por Ucrania, Siria y otros países víctimas de feroces confrontaciones. La continua mención de nuestro país en los medios de comunicación internacional es sólo comparable a la desplegada en contra de Libia antes del derrocamiento del presidente Muamar Gadafi.
2) Estamos enfrentando una crisis económica que ha ido tomando visos de conflicto social y político que puede repercutir en una guerra civil que sirva de pretexto para una intervención militar extranjera. La guinda de la torta la ha aportado el gobernador de Miranda, Enrique Capriles Randoski, cuando públicamente emplazó a la FANB bajo la advertencia: ¡La Constitución o Maduro!
3) Como vía venezolana al socialismo, la nuestra es la segunda que se impone electoralmente, antes fue Chile, y poco o nada tiene visos de singularidad respecto a esta última: Nueva constitución y creación de una cámara única; estatización de las áreas claves de la economía; nueva nacionalización  petrolera, congelamiento de los precios de los productos básicos y aumento de los salarios.
4) El conflicto venezolano tiene múltiples facetas, incluyendo entre ellas la lucha de clases,  enfrentamiento de  opuestos, entre revolución y contrarrevolución, entre fascismo y socialismo. Las fuerzas constituidas en torno al Gobierno se anotan en una coalición de partidos donde prevalece la supremacía del PSUV, girando a alrededor de este sectores tanto radicales como conservadores. La oposición está organizada por las más disimiles fuerzas políticas (derechas e izquierdas) apoyada por la jerarquía eclesiástica de la Iglesia católica, así de empresarios, grandes y pequeños, de clases medias y bajas que viven todos recelosos de una revolución proletaria. En todo esto hay una característica interesante: Hasta ahora, ambos bandos (Gobierno y oposición) se acusan entre sí de la comisión de graves ilícitos.
Las consecuencias de este enfrentamiento han marcado la historia de estos dos últimos decenios, siempre en el umbral de hechos todavía más dramáticos y que pueden perpetuarse mucho más allá de cuando concluya este conflicto.
5) La división de las fuerzas revolucionarias reside en el descontento hacia como el Gobierno ha tratado a la corrupción, hay críticas muy fuertes hacia Manuel Barroso, Jesse Chacón, Andrés Izarra y otros tantos con gestiones administrativas cuestionadas, que hoy, en su mayoría, se encuentran en actividades diplomáticas fuera del país. También el Gobierno es asediado por los sectores más radicales que insisten en asumir el socialismo de una vez por todas. Asunto todavía más grave cuando en el seno del Ejecutivo gravitan los infiltrados identificados con los sectores de la derecha.
6) No podemos pasar por alto la alta conflictividad en el campo, debida sobre todo a la actitud de los propietarios y a la radicalización de las organizaciones campesinas, saldándose todo ello con incidentes violentos.
7) La mayoría parlamentaria opositora está por jugarse una última y decisiva carta, la cual consiste en abrir un proceso de destitución del presidente Nicolás Maduro. Se trata de ganar tiempo para impedir que sea el primer mandatario quien disuelva la Asamblea Nacional. El exhorto de HCR a la FANB no es un acto en solitario. Antes fue María Corina Machado quien a través de un comunicado en El Nacional llamó al sector militar a fijar posición frente al Gobierno; sólo que la señora Machado quiso de golpe y porrazo borrar el nombre de Fuerza Armada Nacional Bolivariana y con ello hirió susceptibilidades de oficiales que mal que bien han crecido a la sombra del chavismo.
8) En lo sucesivo de lo que resta de año, uno de los problemas que ha de enfrentar el Gobierno es el descontento que, a todas luces, se vislumbra como una oleada de huelgas que pueden alcanzar su clímax con los paros eventuales de los petroleros y los eléctricos.
Cada día que pasa es mayor la cantidad de los jóvenes dispuestos a engrosar la violencia sea política o delictual, tanto de izquierda como de derecha. No es descabellado suponer que estamos ante una multiplicación de atentados en contra de objetivos previamente escogidos.
9) No nos extrañe que tanto opositores como oficialistas se acusen mutuamente de los hechos violentos que se generen. El aumento de la violencia y el crecimiento de las organizaciones paramilitares  provocarían entre la opinión pública la percepción según la cual el gobierno de Maduro no es capaz de mantener el orden público, lo que sirve de justificación para el golpe de Estado que debe estar en desarrollo. Entretanto, los medios de comunicación opuestos al Ejecutivo insistirán en la rebelión frente al caos, del cual culpan a la “dictadura de Maduro”.
10) Un error del Gobierno puede estar en constituir  cuerpos de civiles para frenar la alteración del orden público. Esa es otra de las chispas que encienda la pradera, la actuación oficial puede serle útil a la oposición que no tardará en acusarlo de patrocinar la violencia.
11) El Gobierno socialista puede estar al borde de una primavera trágica similar a la vivida por Siria. La violencia política servirá de argumento para justificar el golpe de Estado y, de acuerdo a su impulso, la intervención militar extranjera. Desplegando la violencia doméstica detrás de la cual está la mano paramilitar, los medios conspiradores insistirán en que Maduro ha perdido el control de la situación.
12) La política y nuestra sociedad asoman irrebatibles señales de crisis, lo cual no significa forzosamente que la única salida sea un golpe militar y mucho menos una guerra civil. En el curso del presente lustro, se ha acentuado la polarización, chavismo y anti chavismo, a ello se suman los factores que a través de estos años han perdido sus privilegios; pero mucho más peligrosos son aquellos factores que se han enriquecido a la sombra del Gobierno socialista y que ahora exhiben fortunas siderales, son aquellos que hoy han permeado a la oposición buscando garantizar sus recursos en caso de un cambio de Gobierno.
13) Otro problema para el Gobierno está en una clase obrera cada vez más depauperada, lo que hace posible una acusada división entre las clases más pobres. Cada día tienen menos efectos los pronunciamientos y estos dan paso a los ruidos de sables, en nuestro caso, sin duda, por más que el sector militar descarte esa salida, en Venezuela se fortalece la posición anti constitucional. Peor aún, el golpe vendrá acompañado de una violenta represión. Sin duda, al gobierno de Maduro, le han llegado por diversas fuentes noticias de lo que se viene tramando; sin embargo, no hay una respuesta contundente contra los conspiradores. A principios de año la preparación del golpe militar estaba casi terminada, aunque se reconoce que el entusiasmo por la causa no ha llegado todavía al grado de exaltación necesario.
14) Un papel de trabajo del Comando Sur de USA da cuenta de la existencia de Fuerzas Especiales estadounidenses concentradas en su base militar Soto Cano (Palmerola) en Honduras, siempre dispuestas para intervenir en Venezuela. El origen de esta acción se fundamenta en un papel de trabajo del mencionado comando bajo el título Operación Venezuela Freedom-2, firmado por su actual jefe el almirante Kurt Tidd. El extenso documento fechado el 25 de febrero de 2016, subraya 12 tareas tácticas y estratégicas que terminarán creado las condiciones políticas, económicas y militares para ejecutar la Carta Democrática de la OEA y así legitimar la intervención militar estadounidense en Venezuela.
Lo escrito describe una maniobra militar, un cerco a Venezuela de los países vecinos. No es un secreto que EE.UU. controla a Colombia desde la década de los 1950 y desde el 2010 tienen siete bases militares cuyas tareas se basan principalmente en combatir las guerrillas de las FARC y ELN pero también, rápidamente, pueden movilizar tropas y aviones hacia Venezuela.
15) Tras enviar su mensaje a la FANB, el gobernador de Miranda, ha mostrado la espoleta de una granada que puede ametrallar mortalmente con sus esquirlas a la constitucionalidad venezolana. Un mensaje con destinatario diferente, pero análogo al manifestado por el propio HCR la noche del 14 de abril de 2013. Historia reciente. Sin embargo, también tiene que ver con la profunda división que también afecta a la oposición venezolana.

Acerca Miguel Salazar

migueleditor@lasverdadesdemiguel.net +58-424-105.8948
Publicar un comentario

VΞЛΞZUΞŁΛ+ @AlbedrioRadical

Fotos

Frase de Einstein

Entradas más populares de este blog

Edición 607: La mentira del dólar cucuteño – Miguel Salazar.

La gran carta de la oposición venezolana está aún por jugarse

Festival Internacional de Teatro y Títeres inicia este 2 de noviembre en Caracas