Héctor Navarro: “Al defender el revocatorio no coincido con la MUD sino con Hugo Chávez”

Héctor Navarro: “Al defender el revocatorio no coincido con la MUD sino con Hugo Chávez”

“Siempre pensé que Maduro estaba muy mal asesorado. Ahora no estoy tan seguro”

“Chávez no actuaba sin pruebas contra la corrupción”

“De ese diálogo sin pueblo puedo esperar lo peor. ¿Se estará propiciando un nuevo Pacto de Nueva York luego reeditado como Pacto de Punto Fijo?”


Mario Villegas
mariovillegas100@gmail.com
@mario_villegas
Foto: Abraham De Barros


Héctor Navarro es una de las prominentes figuras del chavismo que hace poco acudieron al Consejo Nacional Electoral en solicitud de garantías al derecho constitucional de los venezolanos al Referendo Revocatorio, el cual consideran impostergable para evitar graves desenlaces.

En esta postura, Navarro dice no coincidir con la Mesa de la Unidad Democrática sino con el fallecido presidente Hugo Chávez, inspirador y promotor de la Constitución de 1999.

Defensor a rajatabla de lo que considera logros alcanzados por la llamada Revolución Bolivariana de la mano de Chávez, afirma sin embargo que lo que hoy existe en el país es una socialdemocracia con economía rentista y dependiente que no satisface ni las necesidades mínimas de los seres humanos.

-¿El Hombre Nuevo del Socialismo del Siglo XXI es un hombre cercado por el hampa, hambriento, sin acceso a la salud y claramente desesperanzado?
-Lo que siempre hemos planteado, desde Chávez, fue construir la transición al socialismo, esto es, al Socialismo del Siglo XXI. Se avanzó muchísimo para que la semilla de ese Hombre Nuevo pudiera germinar y desarrollarse: con todo lo que hicimos en educación, en salud, en vivienda, e incluso con las enormes inversiones realizadas para garantizar con el tiempo una soberanía alimentaria y, cada vez, una menor dependencia de las importaciones. Hoy ese no es el planteamiento oficial. Más allá de lo mediático, lo que se propone ni siquiera se parece al socialismo ni tampoco a la construcción de la transición. Estamos en una social democracia con economía cada vez más rentista y dependiente del exterior a la cual ahora se le hace difícil aún satisfacer las necesidades mínimas de los seres humanos.

-¿Le ha llegado a usted su bolsa de los CLAP con alimentos y medicinas?
-¡No! Las he visto en fotos, algunas provenientes de Colombia.

-¿El súper ministro Vladimir Padrino López resolverá el problema del desabastecimiento?
-Más allá de la capacidad profesional comprobada del General Padrino López, e incluso de su buena intención, el problema actual no se puede resolver simplemente a nivel de la distribución. Es mucho más complejo y, dentro de la complejidad, están la corrupción que sigue galopando gracias a la impunidad y al mal ejemplo que eso significa y las condiciones objetivas de la economía rentista.

-¿Cuánta responsabilidad le cabe al presidente Chávez en la actual crisis política, económica y social?
-Allá por el año 2009 los precios petroleros cayeron a niveles incluso inferiores a los que han caído en la presente crisis. Las decisiones inmediatas y oportunas de Chávez redujeron el impacto de la crisis hasta el punto en que hoy muy pocas personas recuerdan la situación. Chávez sí tiene la responsabilidad de reducir la pobreza a niveles de países que se llaman desarrollados. Igualmente a Chávez corresponde la responsabilidad de haber llevado prácticamente a cero el fenómeno de los “niños de la calle” gracias a los planes educativos y el Programa de Alimentación Escolar y, por supuesto las Escuelas Bolivarianas. Igualmente es responsable de la desaparición del analfabetismo y de los “bachilleres sin cupo”, no por la vía represiva de la Cuarta República, sino por la vía de la creación de oportunidades de estudio para todos. Sí, creo que Chávez es muy responsable…

-¿Cómo definiría al presidente Nicolás Maduro?
-Siempre pensé que estaba muy mal asesorado y lo hice público. Ahora no estoy tan seguro.

-¿Y a Diosdado Cabello?
-De él prefiero no hablar porque una orden arbitraria suya me excluyó, sin derecho a la defensa, de mi participación en la Dirección Nacional del PSUV, a la cual había llegado por elección de las bases del partido. Cualquier opinión que pueda dar correría el riesgo de no ser suficientemente objetiva.

-¿Se equivocó Chávez al designar a su sucesor?
-Era la única decisión posible para él en su situación: muy enfermo, aislado, con poca relación directa con sus equipos. Chávez no creía que moriría de esa enfermedad y él me lo dijo en un momento doloroso, estando yo al lado del cuerpo sin vida de un gran venezolano, Juan de Jesús Montilla: “¡No voy a morirme!”

-¿Cabello habría sido mejor o peor presidente que Maduro?
-Chávez, como todos, sabía que Cabello no tenía como ganar las elecciones.

-¿No le importa coincidir con la MUD en el tema del Revocatorio?
-No coincido con la MUD. Coincido con Chávez, que entusiastamente promovió la figura del Referendo en la Constitución. Sostenemos, como lo hizo gallardamente Chávez en el 2004, que ese derecho debe garantizarse, sin subterfugios y siempre que se cumpla con los requisitos constitucionales, esto es, sin trampas.

-¿Qué es mejor para Venezuela: que Maduro se vaya o que termine su mandato en el 2019?
-Decisión del pueblo. Decimos que debemos poner a prueba nuestra democracia. Obviamente, poner el gobierno en las manos de representantes de aquellos grupos económicos, políticos o familiares que gobernaban a Venezuela en la Cuarta República, sería mucho peor. Nótese que no estoy afirmando que sería menos bueno.

-¿Cuándo va a señalar con nombres y apellidos a quienes se favorecieron de las corruptelas que usted mismo ha venido denunciando?
-No he denunciado. Me he sumado a denuncias como las de Edmé Betancourt, apoyadas por Jorge Giordani, del propio Presidente de la República a finales del año 2013, recogidas por Luis Britto García en artículo de prensa señalando el robo de más de 20 mil millones de dólares.

-¿Chávez fue indulgente con algunos de sus camaradas que incurrieron en corrupción?
-Sin pruebas no actuaba. Podemos recordar cómo se refirió públicamente a casos como el de Arné Chacón, hermano del ex ministro Jesse Chacón, y cómo actuó.

-¿Qué espera usted del diálogo entre el gobierno y la oposición?
-De ese diálogo sin pueblo, puedo esperar lo peor. ¿Se estará propiciando un nuevo “Pacto de Nueva York” luego reeditado como “Pacto de Punto Fijo”?

-¿Es partidario de que sean liberados los presos políticos? ¿Quiénes, por ejemplo?
-Hasta donde yo recuerdo, los que están presos en este momento lo están por haber cometido graves delitos contra personas y bienes.

-¿La educación y el sistema eléctrico están mejor o peor que como usted los dejó cuando fue ministro de esas áreas?
-No poseo información objetiva como para hacer una afirmación. Me preocupa, por ejemplo, la demora en la puesta en funcionamiento de Tocoma.




Quién es quién

Héctor Navarro Díaz nació en Caracas el 28 de diciembre de 1949.

Fue de los hombres más cercanos al presidente Hugo Chávez, en cuyos mandatos se desempeñó como Ministro de Educación, Cultura y Deportes, Ministro de Educación Superior, Ministro de Ciencia y Tecnología y Ministro de Energía Eléctrica. También fue miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela y diputado a la Asamblea Nacional.

Es profesor jubilado de la Universidad Central de Venezuela y se autodefine en estos términos: “Lector infatigable, bolivariano, revolucionario siempre, socialista convencido y chavista de los que creemos que la crítica y la autocrítica son valores imprescindibles en los revolucionarios y en las revoluciones auténticas”.
Publicar un comentario

VΞЛΞZUΞŁΛ+ @AlbedrioRadical

Fotos

Frase de Einstein

Entradas más populares de este blog

La gran carta de la oposición venezolana está aún por jugarse

Edición 607: La mentira del dólar cucuteño – Miguel Salazar.

TSJ disuelve la AN electa por el pueblo: Es un autogolpe y ahora Maduro gobierna de facto