¿Hacia dónde vamos?

Resultado de imagen para ¿Hacia dónde vamos?
La Conferencia Episcopal se reúne en asamblea ordinaria dos veces al año, en enero y julio. La de comienzo de año gira en torno al análisis y evaluación del año que finalizó, tanto en el con­texto eclesial como en lo relativo al panorama nacional. La iluminación corre a cargo del Presidente de la Conferencia quien recoge el pulso de la perspectiva que le señala la ex-periencia colectiva y los aportes de las instancias eclesiales.
“Los Obispos dedicaremos esta Asamblea a un encuentro de estudio y reflexión con los laicos católicos de Venezuela. Este encuentro será de extraordinaria importancia, tanto para el cuerpo eclesial como para la sociedad venezolana, más aun en esta hora crítica de la nación, pues los laicos están, o de­ben estar, como Iglesia, no detrás del clero, sino a la van­guardia de los cambios sociales y políticos”.
En cuanto al panorama nacional, fue muy claro el análisis: “En nuestro país, el 2016 ha terminado muy mal, con gran desesperanza. El saldo está “en rojo” en todos los rubros. Casi 29.000 muertes violentas; hambre y falta de comida que solo producen agonías y desnutrición; desabastecimiento de medicinas, que provocan decesos y reaparición de epidemias; más de 120 presos políticos injusta e ilegalmente privados de libertad; la corrupción generalizada, el ataque sistémico a la empresa no oficial y a los medios de comu­nicación independientes, la inconsulta, violenta e incons­titucional ideologización de la educación; los intentos de anular a la Asamblea Nacional; el cierre del camino electoral; la crisis financiera y, últimamente, la improvisación y confusión con el uso y desuso de la moneda de mayor valor que creó gran incertidumbre y angustia en la población, sobre todo en los más pobres”.
“Durante los últimos meses del año ocupó la cartelera el tema del llamado 'Diálogo’. Parecía que todos, incluso el Gobierno, estábamos de acuerdo en que ese era el camino para encontrar soluciones a los graves problemas del país. La metodología empleada no condujo a resultados reales eva-luables, como se esperaba; predominaron los discursos y las promesas. El Secretario de Estado Vaticano y anterior Nuncio en Venezuela, cardenal Pietro Parolin hizo la pregunta clave: ¿Dónde están los resultados?”.
“Es importante recordar, aunque sea someramente, la verdad histórica: el responsable primero y principal de que no se haya realizado el Referéndum Revocatorio en 2016 es el Gobierno Nacional que, temeroso de someterse al veredicto popular, utilizó alguna indecisión opositora, pero, sobre todo, subterfugios judiciales y la mayoría que tiene en el Directorio del Consejo Nacional Electoral para secuestrar, sin fecha límite, la convocatoria del Referendo, es decir, para denegar de facto el Derecho del Pueblo al voto en ejercicio de su soberanía”.
“En este sentido, la Conferencia Episcopal renovará como ejercicio de servicio subsidiario al pueblo, su exhortación a todos los sectores del país a traducir en programas, acciones y recursos, algunas líneas básicas, positivas, incluyentes y prospectivas, de una propuesta democrática, constitucional y pacífica, para la superación política de la grave crisis que nos agobia”.
“En la historia del país ningún gobierno había hecho sufrir tanto, por acción y omisión, al pueblo como el que ahora administra formalmente las funciones. En este 2017 no podemos, sin embargo, dejar que nadie ni nada nos robe la esperanza; este no es momento para alimentar la depresión. La desesperanza no sabe en quién confía el ser humano, porque él es criatura redimida por Cristo. Él es nuestra esperanza radical. El llamado final es a “desarmar los espíritus”, a desplegar una creatividad solidaria, y a mantener la “esperanza contra toda esperanza”, porque la última palabra le corresponde siempre a la vida y la justicia, la verdad y el amor”.
  • CARDENAL BALTAZAR ENRIQUE PORRAS CARDOZO
Publicar un comentario

VΞЛΞZUΞŁΛ+ @AlbedrioRadical

Fotos

Frase de Einstein

Entradas más populares de este blog

Edición 607: La mentira del dólar cucuteño – Miguel Salazar.

La gran carta de la oposición venezolana está aún por jugarse

Festival Internacional de Teatro y Títeres inicia este 2 de noviembre en Caracas